AHORA EN VIVO
El Clima en

HOY

MAÑANA

PASADO

La 'tregua' China-EEUU que podría golpear a los narcos
La 'tregua' China-EEUU que podría golpear a los narcos

La llamada “tregua” en la disputa comercial entre Estados Unidos y China, acordada por los presidentes Donald Trump y Xi Jiping, ha resultado controversial y hasta equívoca, pues muchas de las tarifas que Washington le impuso a las exportaciones chinas están aún en pie y no hay claridad sobre si se logrará una negociación más amplia y duradera.

Es por ello que la bolsa estadounidense sufrió, de acuerdo a CNN, un severo revés este martes ante la incertidumbre sobre lo que realmente surgirá de todo el asunto, sobre todo porque aunque esas tarifas son nocivas para las exportaciones chinas, que resultarán más caras en Estados Unidos, también implica la elevación de muchos costos para las empresas y los consumidores estadounidenses.

Ver fotos
La disponibilidad y consumo de fentanilo en EEUU está directamente ligado a la crisis de muertes por sobredosis de opiáceos en el país. (Time)

Sea como sea, otro ángulo de esa “tregua” ha llamado la atención, aunque su cumplimiento cabal es también una incógnita: la promesa del gobierno chino de declarar al opioide sintético fentanilo y otras variantes como sustancias controladas y frenar y sancionar su venta y distribución, de acuerdo a la revista Time.

El fentanilo es un opiáceo de enorme poder, mucho más que la heroína, y su disponibilidad y consumo a gran escala en Estados Unidos es un componente severo de la epidemia de sobredosis y muertes por consumo de opiáceos que afecta al país. Gran parte del fentanilo disponible en Estados Unidos, y que ha causado muchas muertes, proviene de China y llega a territorio estadounidense por diversas vías, que van desde el tráfico en sí como el envío por correo de la sustancia a Estados Unidos.

Según la Casa Blanca, Trump y Xi acordaron que China designe al fentanilo como una sustancia controlada y que quien desde China venda esa sustancia a Estados Unidos será sancionada con todo el peso de la ley, de acuerdo a un comunicado de la Presidencia estadounidense.

Pero como indicó la agencia AP, en realidad las cosas no serían necesariamente como las planteó la Casa Blanca, pues el fentanilo ya fue declarado sustancia controlada en China desde tiempo atrás, por lo que eso no sería un éxito de las negociaciones de Trump. Y se añade que lo que China tendría la intención de hacer es extender los controles a otros opiáceos similares al fentanilo. Esto pondría obstáculos legales adicionales a sus productores, que usualmente modifican sus moléculas para eludir controles.

Pero si el fentanilo ya es una sustancia controlada en China desde hace años y aún así ha fluido en enormes cantidades hacia Estados Unidos, es evidente que una mera declaración sobre el estatus de un fármaco, aunque importante, sirve en la práctica de poco sin acciones concretas para frenar su producción y distribución. Así, el efecto de esas medidas está aún por verse, aunque si realmente se aplicara una acción regulatoria apropiada y se frenara el trasiego de esas sustancias en China y hacia Estados Unidos y otros países los resultados serían presumiblemente benéficos, como comentaron expertos citados por Time. El freno al ingreso de fentanilo y similares a Estados Unidos podría evitar directamente muchas muertes por sobredosis.

Pero otros expertos son escépticos y dudan que todo vaya más allá de las declaraciones y los comunicados, con resultados muy reducidos.

Ver fotos
Donald Trump, presidente de EEEU, y Xi Jinping, presidente de China, habrían acordado una “tregua” en su guerra comercial para lograr en 90 días un acuerdo duradero. Pero todo sigue aún en la incertidumbre. (Getty Images)

No habría por ello que suponer que se han garantizado que habrá cambios automáticos o inmediatos en lo relacionado al freno al flujo de esas sustancias y, en todo caso, la “tregua” comercial tampoco ha significado la eliminación de las tarifas estadounidenses a diversos productos chinos y solo duraría 90 días, plazo en el que presuntamente se negociará para resolver las diferencias. Pero los miedos a que la guerra comercial persista están allí, golpeando la bolsa de valores y suscitando desconfianza en los mercados.

Y, en la cuestión de las adicciones y las sobredosis, la mitigación del flujo de fentanilo y similares desde China ciertamente ayudaría, pero es solo un eslabón de un proceso mucho más amplio en el que a las cuestiones legales hay que añadir asuntos clave como el acceso a la salud y la asistencia psicológica a los adictos, el desarrollo de oportunidades laborales y educativas y, en general, el impulso al bienestar individual y social para reducir y evitar adicciones.

Ese enfoque integral es indispensable dentro de Estados Unidos, y aún está rezagado, pues con o sin fentanilo de China quienes lucran con la adicción de otros y quienes padecen la dependencia de esas drogas duras hallarán formas de abastecer su mercado y su adicción, con los trágicos resultados que se han constatado en el país.

Sigue a Jesús Del Toro en Twitter: @JesusDelToro

COMENTARIOS